Carolina es una latina muy caliente y acude a esta audición para ganarse un poco de lana, cree que elegir la carrera de actriz porno es una sabia decisión, lo que no sabe es que va a terminar en el piso y a gemir como una zorrita mientras los hombres hacen lo que quieren con sus hoyitos, como esta es su primera experiencia en el mundo del porno aguanta todo el ultrajo que recibe, toda la leche que tiene que tragar al final lo hace con la ayuda de una cucharilla, ella termina rendida y no sabemos si seguirá con la carrera del porno, porque en esta audición lo trataron duramente.