Resultados 1 al 9 de 9

Tema: Para combatir a una superbacteria, un transplante... fecal.

  1. #1
    Fecha de ingreso
    01 ene, 08
    Mensajes
    460

    Talking Para combatir a una superbacteria, un transplante... fecal.

    Saludos, esta es mi traducción del artículo Bug vs Superbug, de la revista New Scientist del 18 de diciembre del 2010. En este artículo se habla sobre la técnica llamada bacterioterapia fecal, también conocida como transplante fecal , procedimiento que podría ayudar a combatir las infecciones provocadas por la "superbacteria" (bacteria resistente a la mayoría de los antibióticos) Clostridium difficile.
    ______________________________________________________________

    Bacteria contra superbacteria.
    Por: Anil Ananthaswamy


    Clostridium difficile al microscopio electrónico de barrido.

    Tan pronto como Alex Khoruts puso los ojos en la paciente de 89 años, se dio cuenta de que el panorama era sombrío. Atormentada por la fiebre y el delirio, la mujer estaba convencida de que vivía con sus padres que habían muerto hacía ya mucho tiempo. Un recuento por las nubes de glóbulos blancos demostró que su cuerpo estaba luchando contra una infección potencialmente mortal.
    Una colonoscopia pronto dejó el problema al descubierto. Partes del intestino grueso de la mujer se habían vuelto severamente sépticas y estaban tan constreñidas que la sonda apenas pudo pasar a través de él. Khoruts, un gastroenterólogo de la facultad de medicina de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, tenía claro el siguiente paso. Llamó al hijo de la mujer —no como usted podría pensar, para que la pareja pasara sus últimos momentos juntos— sino para hacerse con una muestra de sus heces.
    Khoruts es uno de un puñado de médicos alrededor del mundo que practican lo que se conoce como trasplante fecal. A menos de 24 horas de haber recibido, en el interior de su colon, una infusión con las heces de su hijo, el recuento de glóbulos blancos de la mujer había disminuido considerablemente, la fiebre había bajado y su compostura mental había regresado. "Fue un cambio muy dramático", dice Khoruts.


    Doctor Alexander Khoruts, gastroenterólogo de la Universidad de Minessota.

    Esta no era la primera historia de éxito. Cirujanos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, en Denver, realizaron el primer trasplante fecal en 1958, a cuatro pacientes cuyos cólones infectados y diarreas incesantes, no habían respondido al tratamiento convencional. Todos se recuperaron en menos de 48 horas. Pero aunque han sido publicados unos 200 estudios de casos esporádicos, el procedimiento continúa en los márgenes de la medicina.
    En parte, esta reticencia se debe a los tabúes que rodean a nuestros excrementos, dice Thomas Louie, director médico del Programa de Control y Prevención de Infecciones para la región de Calgary en Alberta, Canadá. "Existe una gran aversión hacia las cosas que son consideradas sucias. Hay un enorme factor de asco."
    Una consecuencia es que los médicos aún no son plenamente conscientes de cómo está constituido el material que defecamos, dice Khoruts. "Para todos los propósitos prácticos, es sólo caca. Apenas estamos más educados sobre el asunto que un adolescente de secundaria". Aunque lentamente, esta actitud está cambiando, entre otras cosas por el gran número de víctimas que se cobra la bacteria Clostridium difficile en los hospitales de los países occidentales. Esta superbacteria letal invade los cólones en los que el ecosistema microbiano residente ha sido comprometido.
    Y este es un ecosistema complejo. "La caca es un zoológico", dice el gastroenterólogo Thomas Borody del Centro de Enfermedades Digestivas en Five Dock, Nueva Gales del Sur, Australia. Una casa de fieras posiblemente con 25.000 subespecies de bacterias que se alimentan de la materia que pasa a través de nuestro sistema digestivo. Tomadas en conjunto, conforman un gigantesco sistema interconectado de células, que algunos biólogos han llegado a considerar como un órgano por derecho propio —en términos del número de células que contiene, el más grande del cuerpo humano—. "Es el equivalente de nueve seres humanos, sin el tejido conectivo, compactados dentro del colon", dice Borody.
    El uso prolongado de antibióticos puede causar estragos en este ecosistema enorme y complejo, creando nichos en los que C. difficile puede prosperar. La bacteria es resistente a casi todos los antibióticos, excepto a algunos muy potentes, y una vez que el tratamiento termina, la bacteria simplemente volverá a recolonizar un intestino comprometido.
    Las consecuencias de la infección por C. difficile van desde diarreas severas y colitis hasta la sepsis y la muerte. La paciente anciana de Khoruts fácilmente podría haber sufrido ese destino. De acuerdo con la Asociación de Profesionales en Control de Infecciones y Epidemiología, en un día cualquiera de 2008, los hospitales de los EE.UU. albergaban a más de 7000 pacientes con infecciones por C. difficile, y había 300 muertes en las que estaba implicada esta bacteria. Las cifras de muertes relacionadas con el C. difficile de la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido, señalan una cifra record de más de 8.000 en el año 2007, más del doble que el número de muertes provocadas por accidentes de tráfico. En otros lugares la situación es similar. "La mayoría de las personas ni siquiera saben lo que les golpeó", dice Borody. "Mueren y son enterradas."
    Los partidarios de los trasplantes fecales insisten en que no tiene por qué ser así. Las heces donadas pueden detener en seco al C. difficile al restaurar la flora bacteriana del colon a su estado normal, dicen, ya sea desplazando al intruso o produciendo toxinas que lo eliminen.
    El procedimiento en sí es sencillo. Las heces de un donante se mezclan con solución salina y se filtran para eliminar las partículas grandes. La manera en que se le suministra esta solución al recetor, por lo general menos de un litro, difiere de practicante a practicante. Algunos prefieren un tubo insertado a través de la nariz que llega hasta el estómago. Khoruts prefiere un colonoscopio o un enema. "Me preocupa que un día un paciente vomite durante una infusión, aspire, y tengamos un problema," dice. "Además, estas bacterias son propias del colon, se siente más natural llegar desde abajo."
    Los hermanos son los mejores donantes: compartimos el 80 por ciento de nuestra flora bacteriana con nuestras madres. Pero de hecho cualquier caca servirá, siempre y cuando el donante tenga un intestino sano, y haya sido sometido a una serie de exámenes para asegurarse de que esté libre de infecciones como el VIH y la hepatitis. Para evitar el costo de 1000 dólares por los exámenes para cada nuevo donante, Khoruts, en su clínica, se ha apoyado en uno solo. "Tenemos una persona que ha sido examinada, y que dona de forma gratuita", dice.

    Seriamente escatológico.

    Ser pionero del uso a gran escala de este tratamiento, tiene sus riesgos sociales. La clínica de Borody ha hecho más de 1.500 trasplantes fecales y, como era de esperarse, ha sido el blanco de muchas bromas. "Tengo una reputación muy mala entre mis colegas, la de alguien que alimenta a la gente con mierda", dice, esto a pesar de que él también prefiere suministrarlo a través de un enema. No es que él y sus colegas se opongan a hacer bromas escatológicas de sí mismos: uno de sus artículos publicados lleva medio en broma el título "Bacteriotherapy using fecal flora: toying with human motions" [Bacterioterapia usando flora fecal: jugando con las deposiciones humanas] (Journal of Clinical Gastroenterology, vol 38, p 475).
    Pero no hay duda de que esto es medicina seria. Tomemos el caso de Coralie Muddell. En enero del 2005, la mujer de 50 años llegó con Borody exhausta, con dolor severo, y con una diarrea que el tratamiento convencional no había podido frenar. Por temor al dolor, Muddell había dejado de comer, y había bajado 5 kilogramos de peso en dos semanas. Al reconocer al C. difficile en acción, Borody realizó un trasplante fecal. "Fue totalmente increíble", dice Muddell. "Había estado tan mal, pero mejoraba cada día después del tratamiento." Ella aún le manda flores a Borody cada año.
    Otros médicos tienen historias similares. "He utilizado los trasplantes como un medio para, prácticamente, garantizarle a los pacientes un escape del C. difficile", dice Louie. Tanto él como Khoruts han publicado estudios que demuestran cómo los trasplantes fecales restablecen las poblaciones de Bacteroides, el género de bacterias que predominan en un colon saludable. Borody y sus colegas han demostrado que las bacterias provenientes de las heces de un donante permanecen en el receptor, incluso 24 semanas después del procedimiento, sugiriendo que la repoblación de la flora colónica podría ser permanente (Journal of Clinical Gastroenterology, vol 44, p 354 and p 551).
    Otros aún no se han convencido. Peter Katelaris, gastroenterólogo de la Universidad de Sydney, Australia, dice que, si bien hay indicios de que los trasplantes fecales pueden ser útiles en el tratamiento de infecciones problemáticas por C. difficile, el procedimiento aún tiene que someterse a rigurosas pruebas a gran escala, y hasta que lo haga, seguirá siendo un procedimiento de eficacia no probada y de seguridad incierta. "El concepto es atractivo", dice, "pero no debemos adelantarnos a los fundamentos basados en evidencias científicas."
    Fundamentos que pronto podrían reforzarse de manera significativa. Un equipo dirigido por Ed Kuijper, del Centro Médico de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, se está embarcando en ensayos de doble ciego para comparar la efectividad de los trasplantes fecales con las terapias basadas en antibióticos. Borody espera que los resultados hagan cambiar de opinión a los gastroenterólogos escépticos. "Basicamente, le temen a la caca", dice Borody. "No se dan cuenta que es un órgano del cuerpo. Ellos trasplantarán médula ósea e hígados, pero no heces."
    Para él, la conclusión es clara: los trasplantes fecales deberían convertirse en la primera línea de defensa contra C. difficile. "Tenemos una terapia que es casi 100 por ciento curativa. ¿Qué demonios estamos haciendo gastando millones de dólares en antibióticos?"

    Fuente:
    Bug vs Superbug (NewScientist)
    El artículo completo lo pueden leer aquí y la revista la pueden bajar de aquí.

    Otros enlaces recomendados:
    Fecal bacteriotherapy (Wikipedia)
    How Microbes Defendes and Defines Us (The New York Times)
    De la coprofagia como terapia digestiva (Blog Curiosidades de la Microbiología)

  2. #2
    Fecha de ingreso
    27 sep, 10
    Ubicación
    aztlan
    Mensajes
    346

    Predeterminado

    oye muy buena informacion , gracias por transcribirla y que ezperansador por los afectados de esta super bacteria

  3. #3
    Fecha de ingreso
    28 feb, 09
    Ubicación
    mx
    Mensajes
    1,357

    Predeterminado

    interesante sin duda alguna, gracias por la tracuccion. Hay muchos articulos que a veces no se leen por no entrarle al inglés o por la hueva de traducirlos, en hora buena!! felicitaciones y si sigues traduciendo me derá vueltas más seguidas por acá.

    ...posiblemente hasta yo me aviente con algunas traducciones para poner a disposicion de los bakunos buena y novedosa informacion cmo la que nos propocionas.


    Las dos grandes cosas que cambiaron la historia
    del mundo: El origen de las especies y GNU Linux
    .


  4. #4
    Fecha de ingreso
    08 oct, 05
    Mensajes
    15,927

    Predeterminado

    Vaya, nunca pensé que "el presidente del empleo" sirviera de algo... con lo que se encuentra uno en estos tiempos.

    On topic:
    Sin duda que la naturaleza aún tiene muchos secretos por descubrir y lo sorprendente es que están donde menos lo pensamos.

    Gracias por la nota.

  5. #5
    Fecha de ingreso
    06 jul, 09
    Mensajes
    188

    Predeterminado

    nunca pensé que las heces sirvieran de tal manera, muy interesante

    gracias por la info

  6. #6
    Fecha de ingreso
    29 abr, 07
    Ubicación
    Puerto Vallarta
    Mensajes
    438

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Zephyros Ver mensaje
    Vaya, nunca pensé que "el presidente del empleo" sirviera de algo... con lo que se encuentra uno en estos tiempos.

    On topic:
    Sin duda que la naturaleza aún tiene muchos secretos por descubrir y lo sorprendente es que están donde menos lo pensamos.

    Gracias por la nota.

    Para algo debia de servir por lo menos...

  7. #7
    Fecha de ingreso
    17 oct, 12
    Mensajes
    115

    Predeterminado

    interesante el articulo graxias por traducir......

    "Tenemos una persona que ha sido examinada, y que dona de forma gratuita", dice.
    si yo fuera el cobraria por mis heces son valiosas jajajaj

  8. #8
    Fecha de ingreso
    28 may, 09
    Mensajes
    973

    Predeterminado

    Puts sin duda algo sumamente interesante.

  9. #9
    Fecha de ingreso
    11 oct, 10
    Ubicación
    Enmedio de Silent Hill
    Mensajes
    1,912

    Predeterminado

    vaya, suena interesante, en un principio un poco asqueroso, por el tema de la caca en sí, pero viendolo desde el punto de vista médico y que puede salar una vida, pues ya no suena tan descabellado.
    "Larga Vida al Foro Bakuno"

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Dale LIKE!
Síguenos